Grabaciones / La página de los discos

Aníbal Troilo, siempre vigente

Se reeditan los temas que grabó para RCA Víctor en veintiséis CD de colección

"Alguien dijo una vez/que yo me fui de mi barrio. ¿Cuándo? Pero, ¿cuándo? ¡Si siempre estoy llegando! Y si una vez me olvidé, las estrellas de la esquina de la casa de mi vieja titilando como si fueran manos amigas, me dijeron: gordo, gordo, quedate aquí, quedate aquí."
.
Y sí. Aníbal Troilo siempre está llegando, como si aquel recitado que pronunció con voz disfónica fuera un mandato para los que lo escucharon y lo quieren seguir escuchando; para que nadie pueda decir que se fue del barrio.

La última semana se publicó la primera tanda de CD con grabaciones que Pichuco realizó para RCA Víctor. Los primeros siete de una colección de 26 que se completará a fin de año. Vale aclarar que no se trata de una reedición de discos, sino de registros remasterizados.

Porque muchos de estos temas ya fueron publicados en vinilo y en CD. Pero lo interesante -además, de las grabaciones, por supuesto- es que este relanzamiento de su obra se hace por medio de la serie de "recuperación histórica" ampliada con abundante información. La portada de cada disco es una especie de recreación de antiguas tapas de LP. Cada álbum trae fotos, datos sobre la colección y el contenido de ese CD (con links a una página dedicada al bandoneonista, información acerca de cómo estaba integrada cada orquesta, las fechas de grabación y las letras de los temas cantados).

Como decía Víctor Pintos, director de esta colección: "Si lo hace el sello Blue Note con otros grandes, por qué no hacerlo con Troilo, que tiene la estatura de Miles Davis, Evans o Coltrane".

Para esta producción, la idea fue realizar un inventario cronológico de los registros que Troilo hizo para esta casa disquera. Eso fue en dos etapas: Comenzó en 1941, cuatro años después de la creación de su primera orquesta, y culminó en 1949. Y la segunda, entre 1961 y 1971, es decir, hasta algunos años antes de su muerte, en 1975.

En la primera etapa de grabaciones con su orquesta muestra una lista de cantores para hacer alarde. Fiorentino, en los primeros registros y después Marino; Floreal Ruiz, a mediados de los años cuarenta y más tarde Rivero, para el último lustro de esa década.

De la segunda época no faltará un Troilo-Grela, que es parte del material con el guitarrista, en formación de cuarteto, y que aquí aparecerá más adelante en un CD llamado "Pa´ que bailen los muchachos". Y entre medio las participaciones que tuvieron otros cantores como Rufino, Tito Reyes y Goyeneche.


"Garúa"

En esta primera tanda aparece "Garúa", que abre con el tema que da título a la placa en la voz por entonces tan nítida del Polaco. Claro, son grabaciones de 1961 y 1962. Goyeneche también participa en "El motivo" y "A Homero", que escribieron Cátulo Castillo y Troilo. Esa misma dupla fue la que firmó otro tangazo, "Desencuentro", que aquí se escucha en la voz de Elba Berón. Además, entre los instrumentales se encuentran "Nocturna" y "La bordona", dos piezas que identificaron a Julián Plaza y a Emilio Balcarce, y que durante los últimos años fueron rescatadas por muchas agrupaciones nuevas.


Títulos

Para los amantes de los tradicionales, otro de los títulos que ya está en las disquerías es "Yo soy el tango" (1941), con temas como "Mano brava", "Toda la vida" y "En esta tarde gris". Del 43 se rescató un repertorio que ahora sale titulado como "La cumparsita". Por supuesto que esta pieza aparece entre sus tracks, y también se suma otra joyita instrumental como "Pablo". En ese tiempo, la parte vocal era compartida entre Fiorentino y Marino.

En "Adiós Pampa mía", con sesiones del 45 y del 46 aparece la voz de Floreal Ruiz, una toma de "Fuimos" (con Marino) a la vieja usanza, mucho más rápida de las que se escuchan actualmente y una especie de extended version de "Recuerdos de bohemia".

"Milonguita" contiene grabaciones de 1964 y 1965. De los trece tracks elegidos para este compilado, doce son cantados por Roberto Rufino, Tito Reyes y Nelly Vázquez.

No hay intenciones de inducir al lector para que comience el recorrido de esta colección por un disco en particular, pero "Verano porteño" trae una muy linda selección. Es resultado de sesiones que Pichuco hizo entre agosto y diciembre de 1967. Temas instrumentales y algunos con letra, pero en versión instrumental. El repertorio es variado: composiciones de Plaza, Piazzolla, Pugliese, Laurenz, Francini, Arolas y un Baffa-Garello, según la orquesta de Troilo. En esa línea anda el siguiente, "Fechoría", con una recopilación de materiales que el bandoneonista grabó en 1970.

Luego de esta tanda de discos, habrá otras cuatro series hasta fin de año. La siguiente estaría integrada por "Tinta roja", con grabaciones del 1941 y 1942. "Pa´ que bailen los muchachos", con temas del cuarteto que lideraron Troilo y Roberto Grela. "Nuestro Buenos Aires", con la voz de Roberto Goyeneche, y "Tres amigos", con Marino y Fiorentino. "Alma de bohemio" y "Mientras gime el bandoneón".

Se espera que en dos meses llegue a las bateas esta otra media docena de placas, para decir una vez más: "Gordo, quedate aquí".

Mauro Apicella

 

Fuente:
http://www.lanacion.com.ar/04/04/03/ds_588914.asp
LA NACION | 03.04.2004 | Página 04 | Espectáculos